Penología y Derecho penitenciario

Tema 1. CONSIDERACIONES GENERALES

  1. Concepto de Penología.

Ciencia penal que estudia la aplicación y ejecución de las penas, y de forma general del castigo y tratamiento del delincuente.

  1. Las consecuencias jurídicas del delito: introducción. Penas y medidas de seguridad: aspectos generales.

Las dos consecuencias mas importantes del delito son la pena y la medida de seguridad, la diferencia entre ambas es que la primera tiene una finalidad retributiva de castigo en función de la culpabilidad por el hecho cometido, mientras que la segunda tiene una finalidad preventiva para evitar futuros delitos en virtud de la peligrosidad.

  1. Concepto, características, y fines de la pena.

Concepto de pena: Privación de un bien jurídico impuesta por la ley al responsable de un hecho delitivo por los organos jurisdiccionales.

Características:

  • Privación bien jurídico: la pena es un mal para el sujeto que la sufre por la privación de derecos que comporta.

  • Prevista por la ley: vigencia del principio de legalidad.

  • Carácter personal de la pena, no permite extender la sanción a personas distintas al responsable del hecho criminal.

  • Impuesta por los órganos jurisdiccionales: art. 117.3 “el ejercicio de la potestad jurisdiccional (…) corresponde a los juzgados y tribunales (…)”.

  • Necesariedad: solo se puede acudir a las penas cuando no cabe acudir a otra sancion (derecho penal como última ratio).

  • Pena impuesta sin dialaciones indebidas.

Fines de la pena:

  • Teorías absolutas: La pena es un fin en sí misma para compensar el daño causado, un castigo para retribuir el hecho cometido, lo que determina que el único fin de la pena sea castigar por exigencias de justicia. Kant y Hegel.

  • Teorias relativas: la pena persigue la prevención de delitos futuros.

  • Prevención general negativa: ejemplaridad en la ejecución para atemorizar a la socidad, actúa sobre la colectividad.

  • Prevención especial: actua sobre el propio delincuente estableciendo la pena para que cometa más delitos futuros.

  • Teorias mixtas: Combina las dos anteriores finaliades.

  1. Clases de penas.

  • Por su gravedad: graves, menos graves y leves

  • Por su función: penas principales y penas accesorias, las primeras las que vienen señaladas directamente en cada delito, las segundas son las que acompañan a otras penas por disposición legal art. 54 y ss. Del CP.

  • Por su naturaleza: privativas de libertad, privativas de otros derechos y multa.

Tema 2. LAS PENAS PRIVATIVAS DE LIBERTAD

  1. Clasificación.

De conformidad con el art. 35 CP señala como privativas de libertad las siguientes penas:

  • Prisión: puede tener una duración general entre tres meses y veinte años, aunque excepcionalmente puede llegar a veinticinco, treinta y cuaranta respectivamente. 
  • Responsabilidad personal subsidiaria por impago de multas. 
  • Localización permanente: pena con una duración de hasta doce días para ser cumplida en el domicilio o lugar designado por el Juez de forma continuada, durante sábados y domingos o de forma no continuada. Se aplica a faltas y resp. personal subsidiaria en caso de impago. 
  1. La prisión: origen y evolución histórica. Los sistemas penitenciarios. Contenido y extensión de la pena de prisión.

  • Origen y evolución históricaEs necesario distinguir entre el encierro propio de la sociedad primitiva y medieval y la prisión como pena impuesta por el Estado a través de organos jurisdiccionales.

Hasta el siglo XVII solamente unas limitadas excepciones tienen un contenido similiar al de la pena de prisión moderna, ya que el encierro tenía la función cautelar de srrvir de retención hasta el momento del juicio o de la ejecución.

En la Edad media tampoco existia esta pena pues las vigente en ese momento eran la pena de muerte, corporales, infamantes y pecuniarias. Sin embargo sigue existiendo la prisión custodia hasta el juicio.

Un supuesto específico era la cárcel de Estado para enemigos políticos del poder real y la carcel canónica para religiosos, en ambas cabía la detención temporal o perpetua.

En el siglo XVI aparecen las casas de trabajo destinadas a la correción de sujetos antisociales.

En el siglo XVII culmina la evolución de la prisión y se generaliza su utilidad como sanción ya que el Estado representa a la sociedad civil y el delito representa una afrenta a la sociedad.

Especial referencia a la evolución en España, en su aparición eran las llamadas cárcel flotante (en sustitución de la muerte o como pena propia), desarrollada la pena en galeras y durante un periodo de hasta diez años.

Fundamento de esa evolución:

  • Razones de política criminal, motivado por el crecimiento de desordenes y delincuencia menor.

  • Razones penológicas: desprestigio de la pena de muerte por las corrientes humanistas.

  • Razones socioeconómicas: mano de obra barata que proporcionaban los penados.

  • Razones religiosas: sentido penitente de la reclusión

  • Sistemas penitenciarios

  • Sistema filadélfico o de Pensilvania: aislamiento total durante todo el día y en silencio absoluto. El preso pasaba día y noche en la celda solo. Finales siglo XVIII

  • Sistema de Auburn: aislamiento nocturno pero se incorpora el trabajo y la vida común durante el día; sigue la permanencia del silecio absoluto. Principios siglo XIX

  • Sistema progresivo: busca alcanzar la reforma del sujeto a través de la mejora de condiciones en función del buen comportamiento del reculo. Se divide desde el aislamiento total hasta la libertad condicional. Siglo XIX en Europa.

  • Sistema reformatorio: sistema para jóvenes basado en el ejercicio físico, la instrucción, progresión en grados y la sentencia indeterminada hasta la reforma del interno. Siglo XIX

  1. Localización permanente.

Desaparecido el arrestro de fin de semana por los problemas de aplicación que tuvo al no dotarse de medios para su puesta en práctica, aparece esta nueva pena con una duración de hasta doce días para ser cumplida en el domicilio o lugar designado por el Juez de forma continuada, durante sábados y domingos o de forma no continuada. Esta pena se aplica exlusivamente a las faltas tanto como pena principal, como forma de cumplimiento a la responsabilidad subsidiaria por impago de multas. Cabe el carácter sustitutivo a la hora de sustituir las penas de prisión que no excedan de seis meses

  1. Responsabilidad personal subsidiaria por impago de multa.

Es la aplicación de la pena privativa de libertad para el caso en que no sea satisfecha la multa impuesta. Su contenido material es idéntico al de una pena privativa de libertad, que se aplica por la verficación de un delito o falta previamente cometido.

La privación de libertad sólo puede llegar tras haber agotado las vías para hacer efectiva la pena de multa.

De conformidad con el art.53.1 in fine cabe la posibilidad de sustituir la pena privativa de libertad por la pena de trabajos en beneficio de la Comunidad.

Tema 3. LAS PENAS PRIVATIVAS DE OTROS DERECHOS

  1. Clasificación.

Aun cuando todas las penas privan de algún derecho o lo restringen, aqui se encuadran aquellas penas que recaen sobre derechos distintos de la vida, la integridad física, la salud o la libertad de movimiento.

Con arreglo a la enumeración efectuada en el art. 39 cabe indicir; la inhabilitación absoluta y especial, la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores y la de privación del derecho a la tenencia y porte de armas, la privación del derecho a residir en determinados lugares o acudir a ellos, y, por último, los trabajos en beneficio de la Comunidad.

  1. Inhabilitaciones y suspensiones.

  • La pena de inhabilitación puede ser absoluta y especial: 
  • La inhabilitación absoluta: puede tener una duración de seis a veinte años y consiste en la privación definitiva de todos los honores, empleos y cargos públicos que tenga el penado aunque sean electivos. Produce además la incapacidad para obtener los mismos o cualesquiera otros honores, cargos o empleos públicos, y la de ser elegido para cargo público, durante el tiempo de la condena. Automática en toda pena de prisión impuesta igual o superior a diez años.

     

  • La inhabilitación especial: no recae sobre todos los empleos o cargos públicos u honores que tuviere el penado en el momento de cometer el delito, sino sólo sobre los que el Juez determine en la sentencia.Esta es una opción que puede tomar el Juez atendiendo a la gravedad del delito.

Derechos a los que puede afectar la inhabilitación:

  • Privación de empleo o cargo público, aunque sean electivos, y honores anejos.

  • Privación del derecho de sufragio pasivo (tener en cuenta que la privación del derecho a elegir no se recoge en sentido estricto en el Código Penal, se articula a través de la cláusula de otros derechos).

  • Privación de la facultad de ejercer profesión, oficio, industria o comercio o cualquier otro derecho.

  • Privación de la patria potestad, tutela, curatela, guarda o acogimiento.

  • Suspensión: Consiste en la privación del ejercicio del empleo o cargo público durante el tiempo de la condena, de manera que a diferencia de las inhabilitaciones transucrrido dicho tiempo el sujeto recupera el empleo o cargo en la misma situación que lo dejó.

  1. La privación de otros derechos.

La privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores y la de privación del derecho a la tenencia y porte de armas, la privación del derecho a residir en determinados lugares o acudir a ellos, y, por último, los trabajos en beneficio de la Comunidad.

Privación del derecho de residencia: Su contenido ha sido ampliado ya que en un incio el CP lo limitaba a que el reo no volviera al lugar donde se cometió el delito ni acudiera al lugar donde residiera la víctima o su familia si fueren distintos. Mediante reforma 14/1999 se extendrió a la prohibición de aproximarse o comunicarse con la víctima, familiares u otras personas que designe el Juez.

Privación del derecho a conducir: alcanza tanto a quien tiene la licencia como aa quien no la tiene.

Privación del derecho de tenencia y porte de armas: pudiendo actuar como pena principal o medida de seguridad. El condenado no puede llevar armas pero tampoco tenerlas lo que obliga a su deposito.

  1. Los trabajos en beneficio de la comunidad.

Concepto: consiste en la prestación voluntaria de una cooperación no retribuida en actividades de utilidad pública, gratuidad que no impide que al penado se le deban abonar los gastos de transporte y manutención por la entidad a cuyo beneficio se presta el trabajo. Su carácteristica más importante es la voluntariedad por la necesidad de diferenciarlo de los trabajos forzados.

Características: No puede exceder de ocho horas diarias y en todo caso no atentará contra la dignidad humana. Será facilitado por la Administración Penitenciaria directamente o en virtud de convenios con otras Administraciones o Entidades tanto públicas como privadas y controlado por el Juez de Vigilancia.

En el plano laboral goza de la protección en materia de seguridad social y normas de prevención de riesgos laborales.

Incidencias relevantes en su ejecución: ausencia al trabajo durante dos jornadas, rendimiento inferior al mínimo exigible, incumplimiento de las instrucciones del responsable.

Tema 4. LA PENA DE MULTA

  1. La multa en el Código Penal español: sistemas de aplicación.

La multa se considera pena pecuniaria por afectar al patrimonio y consistir en el pago de una cantidad de dinero.

  1. Sistema de días multa 

La pena de multa fijada en el CP para un concreto delito consta siempre de un intervalo, entre un máximo y un mínimo (por ejemplo, en el art. 636 CP se castiga al que realiza una actividad sin el seguro obligatorio de responsabilidad civil, con una pena de multa de 1 a 2 meses).

A partir de la pena que da el CP para un concreto delito hay que realizar dos operaciones (art. 50. 5 CP):

  • Fijar el número de cuotas, es decir, el número de días a pagar: para ello se siguen las reglas generales de determinación de la pena de los arts. 61 y ss CP (se tiene en cuenta el grado de ejecución del delito, la participación, las circunstancias atenuantes y agravantes si concurren, etc.).

El tiempo general imponible mínimo es de diez dias y máximo dos años, cinco en el caso de personas jurídicas.

  • Fijar la cantidad económica que el sujeto deberá pagar por cada cuota: para ello se atenderá exclusivamente a la situación económica del condenado (situación que puede deducirse de la declaración de renta, pidiendo certificado al Registro de la propiedad para ver qué bienes tiene el sujeto, etc.).La cuota diaria oscila entre dos euros y cuatrocientos, trinta y cinco mil para personas jurídicas.

El Juez o Tribunal, por causa justificada, puede autorizar el pago de la multa dentro de un plazo que no exceda de 2 años desde la firmeza de la sentencia, bien de una vez o bien en los plazos que dicho órgano judicial determine (art. 50.6 CP).

Si después de la sentencia cambia la situación económica del condenado, el Tribunal excepcionalmente y después de indagar acerca de esa situación, podrá modificar tanto el importe como los plazos para el pago de la multa (art.51 CP).

  1. Multa proporcional

Cuando el CP lo determine, la multa se establecerá en proporción al daño causado, el valor del objeto del delito, o el beneficio reportado por el mismo (art. 52.1 CP). Ej: multa del tanto al triplo del valor de la droga.

El Juez o Tribunal impondrá la multa dentro de los límites fijados para un concreto delito, teniendo en cuenta no sólo las circunstancias atenuantes y agravantes, sino principalmente la situación económica del culpable (art.52.2 CP).

Si después de la sentencia empeora la situación económica del condenado, el Juez o Tribunal, excepcionalmente y tras la debida indagación de dicha situación, podrá reducir el importe de la multa dentro de los límites señalados por la ley para el delito de que se trate, o autorizar su pago aplazado (art. 52.3 CP).

La reforma 5/2010 prevé una pena de multa para las personas jurídicas en proporción al beneficio obtenido o facilitado, al perjuicio causado, al valor del objeto, o a la cantidad defraudada o indebidamente obtenida, de no ser posible el cálculo en base a tales conceptos, el Juez o Tribunal motivará la imposibilidad de proceder a tal cálculo y las multas previstas se sustituirán por las siguientes:

a) Multa de dos a cinco años, si el delito cometido por la persona física tiene prevista una pena de prisión de más de cinco años.

b) Multa de uno a tres años, si el delito cometido por la persona física tiene prevista una pena de prisión de más de dos años no incluida en el inciso anterior.

c) Multa de seis meses a dos años, en el resto de los casos.»

Tema 5. INTRODUCCIÓN AL DERECHO PENITENCIARIO

  1. Concepto de Derecho Penitenciario.

Concepto: Conjunto de normas jurídicas que regulan la ejecución de todas las sanciones penales privativas de la libertas sean penas o medidas de seguridad.

Características: Es una parte del ordenamiento jurídico por ser su contenido normativo, se ocupa exlusivamente de la ejecución de las penas y medidas de seguridad y se refiere únicamente a aquellas privativas de libertad.

  1. Los principios informadores: legalidad, intervención judicial, humanidad, resocialización.

  1. Las Fuentes del Derecho Penitenciario: la Ley Orgánica General Penitenciaria y el Reglamento Penitenciario. Otras fuentes del Derecho Penitenciario

Tema 6. LA RELACIÓN JURÍDICA PENITENCIARIA

  1. Nacimiento y extinción

La relacion jurídico-penitenciaria es una relación de Derecho Público entre el Estado y un individuo que tiene la condición de preso o penado.

Esta relación puede nacer por los siguientes motivos:

  • Si se trata de presos a través del auto que acuerda prisión preventiva. 
  • Si se trata de penados a tracés de sentencia condenatoria firme. 

El título de recepción por el cual se va a admitir el ingreso puede ser el siguiente:

  • Orden judicial de detención.

  • Deteción policial o por el Ministerio fiscal.

  • Mandamiento de prisión y presetación voluntaria posterior.

  • Sentencia firme de la autoridad judicial.

Extinción:

  • Cumplimiento de la condena: una vez cumplida la condena, se ha de aprobar la libertad definitiva por el mismo Tribunal que la dictó

  • Indulto: el indulto total exingue completamente la relación penitenciaria, mientras que el parcial tan sólo acorta la duración de la pena permitiendo la continuidad de la relación penitenciaria.

  • Prescipción de la pena: Transcurridos los plazos de prescipción la pena ya no puede ejecutarse.

  • Presos y detenidos: Los detenidos se liberan a las 72 horas del ingreso si no ha llegado la orden judicial de prisión según el art. 17.2 LOGP.

  1. Derechos de los internos

  • Derechos generales con peculiaridades penitenciarias

Art. 25.2 Constitución establece que el condenado a pena de prisión gozará de los derechos fundamentales a excepción de los que se vean expresamente limitados por el contenido del fallo condenatorio.

  • Derecho a la vida e integridad física: La Administración ha de prestar las condiciones mínimas para su ejercicio tales como la alimentación sana y equilibrada, asistencia medica, prendas de vestir, prohibición de malos tratos…

  • Derecho a la igualdad: no establecer diferencias por razón de raza, opiniones políticas, religiosas o cuaquier otra circunstancia análoga.

  • Derecho al honor y a la intimidad: se garantiza a ser designado por el propio nombre, a llevar predas de vestir que no sean indignas y que no denoten la condición de reclusos. En cuanto a la intimidad proteger las comunicaciones y correspondencia.

  • Derecho a la libertad religiosa e ideológica: garantiza el respeto a las convicciones filosóficas y religiosas en la alimentación que se proporciona a los reclusos.

  • Derechos civiles, políticos y sociales: derecho de propiedad, sufragio (salvo inhabilitación), y derecho al trabajo y a los beneficios de la seguridad social.

  • Derechos penitenciarios

  • Derecho a ser informado por escrito de la organización del Establecimiento, sus derechos y deberes y normas disciplinarias.

  • Derecho a continuar los procedimientos pendientes y a recibir información acutalizada sobre s situación procesal y penitenciaria.

  • Derecho al tratamiento penitenciariosDerecho a las relaciones con el exterior y beneficios penitenciarios previstas en la ley.

  • Derecho a formular peticiones y quejas.

  • Derecho a un trabajo remunerado y las prestaciones públicas.

  • Derecho a participar en las actividades de la prisión salvo aquellas limitadas por sanción disciplinaria.

  1. Deberes de los internos

  • Permanecer en el Establecimietno, lo que se opone al pretendido derecho natural a la fuga de todo recluso, que incluso se castiga como delito de quebrantamiento de condena. 
  • Acatar las normas de régimen interior, entre las que están las relativas a horarios, seguridad, orden y limpeza; cumplir las sanciones penitenciarias impuestas. 
  • Mantener una actitud de respeto y consideración con los funcionaros y autoridades judiciales o de otro orden. 
  • Mantener una conducta correcta con los compañeros. 
  • Utilización adecuada de los medios materiales y las instalaciones. 

Tema 7. LOS ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS

  1. Clasificación penitenciaria.

Criterios generales:

  • Primer grado: penados clasificados de peligrosidad extrema o inadaptación manifiesta y grave a las normas de convivencia. Trrás estos criterios hay que valorar una serie de factores como la naturaleza de los delitos cometidos a lo largo de su historial delictivo, la comisión violenta de actos contra la vida, libertad sexual o propiedad, la pertenencia a bandas u organizaciones delictivas, participación en motines, plantes, agresiones físicas, infracciones disciplinarias muy graves…

     

  • Segundo grado: penados en quien concurran circunstancias personales y penitenciarias de normal convivencia, pero sin capacidad para vivir en semilibertad. Se aplica por exclusión del primer grado y tercer grado

     

  • Tercer grado: penados que por sus circunstancias personales y pentenciarias estén capacitados para vivir en semilibertad.

Modificaciones reforma 7/2003: cumplimiento mitad de la pena impuesta en condenas de más de cinco años, haber satisfecho la responsabilidad derivada del delito (valorar condiciones personales y patrimoniales) y rigidez para terroristas y organizaciones criminales.

  1. Clases de establecimientos.

Concepto establecimiento: entidades arquitectónicas, administrativas y funcionales con organización propia formados por unidades, módulos y departamentos para facilitar la distribución y separación de los internos.

El art. 7 LOGP distingue tres tipos de Establecimientos:

  • Preventivos: para la retención y custodia de presos y detenidos.

  • Cumplimiento: para la ejecución de la pena privativa de libertad. Entre ellos hay unos específicos de jóvenes.

  • Especiales: con fin prioritariamente asistencial, pudiendo ser hospitalarios, psiquiatricos y de rehabilitacion social.

La tendencia actual se dirige a construir grandes complejos penitencarios que dispongan de todos estos Establecimientos, denominados polivalantes.

  1. Centros de preventivos.

Su finalidad es retener a detenidos y presos y cumplir penas privativas de libertad hasta sesis meses.

La regla general es que haya Establecimietnos preventivos separados, sin embargo el escaso porcentaje de mujeres y jovenes provoca que más de Establecimietnos, se trate sólo de módulos distintos que no perimiten una subdivisión completa.

Preside la regla de presunción de inocencia.

  1. Centros de cumplimiento: cerrados, ordinarios, abiertos.

Pueden ser de tres tipos: cerrado, ordinario y abierto

  • Cerrados

Para los internos clasificados en primer grado, las actividades están más limitadas y las medidas de control y vigilancia son mayores, las características más importantes son:

  • Se cumple en celda individual.

  • Disponen los internos de cuatro horas diarias de vida en común ampliables a tres.

  • Sólo están previstos los permisos extraordinarios con autorización del Juez de Vigilancia.

  • Disponen de las mismas visitas y comunicaciones que el resto de internos

  • Pueden disponer de radio, televisión, prensa o revistas.

  • Cacheos a la entrada y salida de su celda

  • Obligación de colocarse al fondo de la celda con las manos visibles cuando se acerque el funcionario.

  • Entrega de la comida a través de un pasabandejas

  • Ropa y enseres mínimos.

  • Centros ordinarios

En ellos la seguridad y el orden son los adecuados para la convivencia ordenada. Actividades básicas son el trabajo y la formación, teniendo los internos uans actividades obligatorias y otras de libre elección. En todo caso se garantiza un mínimo de ocho horas de descanso nocturno, dos de descanso en la celda y el suficiente para actividades y el contacto con el exterior. Cumpliendo los requisitos legales se puede acceder a permisos de salida ordinarios.

  • Centros abiertos

La caracteristica principal de estos Centros es que en ellos el reculos sale al exterior a trabajar y acude a prisión a pernoctar. En general el tiempo de estancia mínimo en el Establecimiento es de ocho horas, savlo que el interno se someta voluntariamente a medidas de control fuera del Centro.

Por regla general los internos pueden disfrutar de permisos de salida todos los fines de semana desde las dieciséis horas del viernes hasta las ocho horas del lunes, así como de los días destivos de la localidad donde esté el Establecimiento, con lo cual permanecen en el centro cinco días a la semana. Además pueden disfrutar de hasta cuarenta y ocho días anuales de permiso ordinario de salida.

Los internos poseen mayor libertad de movimiento por el interior del centro, o que por ejemplo se autorice el uso de dinero legal y no haya controles rígidos.

  • Centros abiertos o de inserción social: además de cumplir el tercer grado, se lleva el seguimiento de las penas no privativas de libertad cuya ejecución corresponda como es el caso del trabajo en beneficio de la comunidad, y se controla a los liberados condicionales.

  • Sección abiertas: dependencias que dependen administrativamente de un Establecimiento penitenciario polivalente, destinados al cumplimiento del tercer grado.

  • Unidades dependientes: son instalaciones situadas fuera de los Centros penitenciarios e integradas en los núcleos urbanos en las que colaboran tanto las instituciones públicas como privadas.

  1. Establecimientos especiales.

Su carácteristica principal es el carácter asistencial ya que se trata de Centros hospitalarios, psiquiatricos y de rehabilitación.

  • Hospitalarios: En cada centro ha de haber una enfermeria con camas, material clínico y productos farmaceuticos atendida por un médico y un ATS; además ha de haber una dependencia para la observación psiquiátrica y atención a toxicómanos y una unidad para enfermos contagiosos.

  • Psiquiátricos: destinados al cumplimiento de medidas de seguridad privativas de libertad por aplicación de una eximente del Código Penal por patologías psiquiátricas.

  • Rehabilitación social: no son desarrollados por el Reglamento, de manera que como se refieren a la ejecución general de medidas de seguridad, actúan como tales los psiquiátricos, unidades extrapenitenciarias para el tratamiento de deshabituación…

Tema 8. REGIMEN PENITENCIARIO

  1. Consideraciones generales.

El régimen penitenciario hace referencia al conjunto de normas que regulan la vida de los establecimientos penitenciarios, para conseguir una convivencia ordenada y pacífica. El régimen ha de permitir el cumplimiento de los fines previstos por las leyes, esto es, la retención y custodia de los reclusos y el éxito del tratamiento respecto a los penados y a los sometidos a medidas penales.

  1. Prestaciones penitenciarias: enseñanza, asistencia sanitaria, higiene y alimentación. Especial consideración a la huelga de hambre.

  • Enseñanza

La atención al derecho fundamental a la educación reconocido a todos los ciudadanos y ciudadanas por el art. 27 de la Constitución, y la atención al derecho de los reclusos al acceso a la cultura y al desarrollo integral de su personalidadreconocido en el art. 25.2 del mismo cuerpo legal, constituyen, en el ámbito penitenciario, un instrumento esencial para la reeducación y reinserción social.

Es prioritaria la formación básica que se imparte a los internos e internas analfabetos, a los jóvenes, a las personas extranjeras y a aquellos que presentan problemas específicos para acceder a la educación, así como el fomento y potenciación de cualquier actividad educativa.

Para la Institución Penitenciaria es clave el promover la adquisición de hábitos de lecturaentre la población reclusa, a la vez que facilitar el acceso a los libros para todos los internos e internas y en todos los centros penitenciarios. Además, en aquellos centros donde hay menores conviviendo con sus madres, es deber de la Administración Penitenciaria garantizar una adecuada educación infantil.

  • Asistencia sanitaria

El derecho a la vida y la salud de las personas recluidas y, especialmente, de quienes se encuentran internados en centros penitenciarios, constituye una obligación de la Administración Penitenciaria.

Los establecimientos penitenciarios cuentan con personal sanitario propio con el fin de garantizar el derecho a la salud de las personas que se encuentran en prisión. Estos profesionales son los responsables tanto de la atención sanitaria individualizada como de la aplicación y el desarrollo de los programas de salud a través de los cuales se articula dicha atención.

Se exige el consentimiento informado para cualquier tratamiento médico-sanitario que se preste al recluso salvo en peligro inminente para la vida, en cuyo caso se permite la intervención coactiva.

Por otra parte, la Institución Penitenciaria tiene implantados programas de Salud Pública equivalentes a los existentes en las administraciones sanitarias públicas. Se han desarrollado igualmente programas de salud encaminados al seguimiento y control de las patologías más prevalentes en el medio penitenciario.

  • Higiene y alimentación

Alimentación: En todos los establecimientos penitenciarios se proporciona a las personas reclusas una alimentación convenientemente preparada, que responde a criterios adecuados de nutrición, y que tiene también en cuenta especificidades por ejemplo, por motivos de edad o salud, y, en la medida de lo posible, por convicciones personales y religiosas.

Son los servicios sanitarios del establecimiento los que controlan que la dieta de los internos sea equilibrada y que responda y se ajuste a las exigencias dietéticas de la población reclusa. También se ocupan de la nutrición de los menores de tres años que, en determinados establecimientos penitenciarios, conviven con sus madres. En el caso de personas enfermas, controlan y supervisada la dieta más adecuada.

Los racionados se elaboran en las cocinas de los establecimientos de forma diaria, normalmente por los propios internos, formados para ello y coordinados y supervisados por personal penitenciario especializado. En algunos establecimientos se hornea incluso el pan para el consumo de toda la población penitenciaria. Se realizan tres comidas al día; desayuno, comida y cena, lo que garantiza que los platos son servidos en caliente. Disponen de agua potable todo el día.

Higiene: La convivencia en un espacio cerrado de un número importante de personas, exige un cuidadoso aseo personal y para facilitarlo, la Administración Penitenciaria ofrece de manera gratuita los servicios y artículos de aseo diario que así lo garanticen.

Para la estancia y adecuada convivencia en el Establecimiento Penitenciario, en elmomento del ingreso, se entrega al interno los productos necesarios para la limpieza, higiene y aseo diario, así como ropa de uso personal y de cama, si bien pueden tener y usar ropa propia. Estos artículos se reponen periódicamente. En la celda asignada podrá guardar estos productos, y sus pertenencias, en muebles adecuados.

En todos los Establecimientos Penitenciarios se cuenta con servicio de lavandería ypeluquería gratuitos de los que pueden hacer uso los reclusos.

Como regla general, por razones higiénicas no se autorizará la presencia de animales en los Establecimientos penitenciarios y, en ningún caso, en las celdas.

Uno de los  deberes del interno e interna es observar una adecuada higiene y aseo perso­nal, vestir correctamente, y acatar las medidas higiénicas y sanitarias establecidas.

También deben realizar las prestaciones personales necesarias para el mantenimiento del buen orden, la limpieza y la higiene en los Establecimientos.

  • La huelga de hambre

La alimentación forzosa realizada violentamente constituye un delito de coacciones, con posibilidad de ser una conducta justificable o inexigible por la preponderanca de la salvaguarda de la vida del recluso.

La solución de permitir la alimentación cuando la vida del recluso corra peligo presenta el incoveniente de dejar en manos del personal sanitario la determinación del momento adecuado e introducir un término vago e inseguro como es el de “grade peligro”, sin embargo es preferible ya que pérdida de la consicencia en muchos supuestos puede ser ya irreversible y no sirve para los casos en que la volintad del recluso sea firme de continuar incluso llegando ese momento. Nos obstante, en todo caso hay que tener en cuenta que la necesidad de la intervención varía de un caso a otro en función de las circunstancias patológicas del recluso, sin ser conveniente dictar reglas generales.

El término de peligro inmimente se interpreta con cierto criterio restrictivo ya que el término inminente requiere una muy cercana proximidad de la muerte con exlusiva referencia a la vida y no a la salud,

Tema 9. TRATAMIENTO PENITENCIARIO

  1. Concepto y características.

     

Concepto: conjunto de actividades dirigidas a conseguir la reeducación y reinserción social.

Esas actividades pueden consistir en cualquier ayuda de tipo médico, psiquiátrico, psicológico, pedagógico, laboral o social, siendo su límite respeto a los derechos constitucionales no afectados por la condena con lo cual quedarían proscritos aquellos que anulan la personalidad o los que puedan suuponer una agresión física.

Su finalidad consiste en lograr que el interno sea una persona con la intención y capacidad de vivir respetando la ley.

Características:

  • Voluntariedad: se trata de un derecho y no de una obligación, “se fomentará que el interno paricipe en la planifiación y ejecución de su tratamiento.”

  • Generalización: ningún recluso queda excluido de ser admitido en tareas de tratamiento.

  • Abierto al exterior: no reducirlo a los limitados medios de los que dispone la propia institución carcelaria sino aceptar la colaboración de instituciones públicas y privadas que desde el exterior van a acceder al recinto penitenciario para contribuir en la ejecución de actividades resociabilizadoras.

Principios que rigen: estudio cientifico de la personalidad del interno, diagnóstico de personalidad criminal y juicio pronóstico, programa individualizado, programado, continuo y dinámico.

  1. Formas de tratamiento.

  • Salidas programadas

Concepto: Salidas al exterior en grupos de internos acompañados por personal del Centro penitenciario o de otras instituciones o coluntarios acreditados para la realización de actividades específicas de tratamiento.

Duración: la regla general es que no duré más de dos días pero excepcionalmente puede ser superior su duración.

Requisitos: para conceder las salidas los penados deben ser clasificados en segundo o tercer grado, haber extinguido una cuarta parte de la condena y no observar mala conducta.

  • Grupos de comunidad terapéutica

Concepto: actividad destinada a tratar a grupos determinados de internos, por ejemplo la crada para deshabituación de la drogodependencia.

Finalidad: crear un ambiente propicio para el interno para la deshabituación a través del cambio de los hábitos que le han llevado a ello.

  • Programas de atención especializada

  • Tratamiento para la deshabituación de todos los internos con dependcia a sustancias psicoativas, sin que haya limitación alguna por motivos procesales o penitenciarios, ya que se extiende a todo tipo de reclusos, siempre que voluntariamente lo soliciten, si bien existen criterios de prioridad.

  • Programa dirigido a los condenados por delitos contra la libertad sexual, siempre que el diagnostico previo asi lo aconseje. Con objeto de prender estrategias de superación de riesgos, contener el impulso sexual, fomentar la empatia hacia la victima y prevenir la reincidencia.

  • Programa destiando a maltratadores.

  • Prevención de suicidios.

  • Atencion especializada en el exerior

Internos de segundo grado con baja peligrosidad puedan acudir a programas especializados del exterior.

  • Formas de tratamiento específicas

  • Centros de inserción social: para el cumplimiento del tercer grado.

  • Unidades dependientes: para cumplir el tercer grado fuera del recinto penitenciario.

  • Departamentos mixtos: hombres y mujeres compartan un mismo departamento siempre que consientan los internos, se valore su capacidad de autocontrol y no estén condenados por delitos contra la libertad sexual. Su finalidad es ejecutar programas específicos de tratamiento o evitar la desestrucutracion familiar para fomentar la plena convivencia entre cónyuges.

  • Departamentos de jóvenes: Educación de jóvenes de hasta veintiún años y excepcionalmente de veinticinco, mediante programas de formación laboral, educación fisica y deporte… cabe la clasificación de primer, segundo y tercer grado.

  • Unidades madre: Estos departamentos se destinana a las madres acompañadas de sus hijos menores de tres años.

  1. Consideraciones sobre su aplicación y eficacia.

  • Problemas de aplicación

Las grandes dificultades se deben a la escasez de medios materiales y humanos, las mayores criticas que se formulan al tratamiento son:

  • se realizan más tareas ocupacionales que formativas o laborales.

  • tienen una duración temporal ya que en los meses estivales suelen interrumpirse.

  • al ser los medios escasos en ocasiones han de paralizarse.

  • se condiciona demasiado el régimen de horaris, visitas, caches o disciplina.

  • Inadecuación del entorno penitenciario.

  • Excesiva burocratización

  • Problemas eficacia:

  • Escaso número de funcionarios.

  • Ausencia o escasez de programas para internos de primer grado

  • insuficiencia programas drogodependientes.

  • Extender la idea en la sociedad de que la prisión no es más eficaz cuanto más duro es su cumplimiento sino cuanto más se asemejan sus condiciones al mundo exterior.

Tema 10. TRABAJO PENITENCIARIO

  1. Concepto y naturaleza. Garantías para su aplicación.

Concepto: aquel que realizan los internos en el ámbito penitenciario, teniendo en cuenta que al tratarse de sujetos privados de libertad es indiferente que lo realicen dentro o fuera del recinto carcelario.

El art. 27 LOGP contiene un concepto muy amplio de trabajo que comprende:

  • actividades de formación profesional.

  • dedicación al estudio y formación académica.

  • producción del régimen laboral, cooperativas o similares.

  • Actividades ocupacionales que formen parte de un tratamiento.

  • Prestaciones personales en servicios auxiliares comunes del Establecimiento.

  • Actividades artesanales, intelectuales y artísticas.

Naturaleza: se trata de un derecho y un deber del interno, siendo un elemento fundamental del tratamiento. Como debe se dice que no es estricto ya que al formar parte del tratamiento, ha de ser voluntario.

Excpeciones: sometidos a tratamiento médico hasta que sean dados de alta, incapaces, mayores de sesenta y cinco años, quienes perciban prestaciones por jubilación, las mujeres embarazadas (dieciséis semanas) y quienes no puedan trabajar por fuerza mayor.

Condiciones: No tendrá carácter aflictivo y no atentará contra la dignidad humana. Será formativo, creador o conservador de hábitos laborales y adecuado a las aptitudes y cualificaciones profesionales del interno, quien estará protegido por la seguridad social. Facilitado por la Administración, lo que no excluye la colaboración de las empresas privadas.

  1. Modalidades.

  • Trabajo productivo por cuenta ajena

Esta modalidad de trabajo la regula el Reglamento Penitenciario bajo la denominación de relación laboral especial penitenciaria (cfr. Apartado siguiente)

  • Trabajo en el exterior

Lo llevan a cabo quienes estan en régimen abierto y por tanto lo desempeñan en el exterior mediante contratación directa. Lo regula la legislación laboral común.

  • Trabajo ocupacional no productivo

Su finalidad es cubir las horas de inactividad con tareas que contribuyen al entretenimiento y al a formación personal, pudiendo constitir en; formación profesional, académica, prestaciones personales en servicios auxiliares, cocina, economato asi como tareas artesanales, intelectuales y artísticas que no tengan que ver con naturaleza productiva.

  1. Especialidades de la relación laboral penitenciaria.

Concepto: se trata de un auténtico trabajo productivo pero con la carácteristica específica de desempeñarse dentro del recinto carcelario.

Derechos laborales: No discriminación por motivos de nacionalidad, integridad física y prevención de riesgos laborales, trabajo productivo y remunerado, respeto a la intimidad, participar en la planifiación y organización, promoción y formación profesional y valoración de su laboriosidad en el régimen de tratamiento y beneficios penitenciarios.

Dereches laborales: cumplir las obligaciones concretas de su puesto de trabajo, observar las medidas de riesgos laborales, cumplir ordenes e instrucciones responsables de talleres, constribuir a la preparación para la inserción laboral.

Organizacón: la relación especial penitenciaria tiene una vigencia temporal en relación a la duración de la obra o servicio de que se trate, bajo la dirección y control del Organismo Autónomo Trabajo penitenciario. Se organiza por talleres delimitados de conformidad al area de actuación y la adjudicación de los puestos de trabajo se realiza teniendo en cuenta las necesidades y carencias de los internos.

Suspensión: durante la suspensión el trabajador no tiene obligación de trabajar pero tampoco derecho a remuneración. Destacan las siguientes cauas; acuerdo de las partes, incapacidad temporal del trabajador, maternidad y riesgo embarazo, fuerza mayor temporal, suspensión emepleo y sueldo por cumplimiento de sanción de aislamiento, permiso de salida del interno, por disciplina y seguridad penitenciaria.

Extinción: mutuo acuerdo, terminación obra o servicio, ineptitud trabajador, muerte, gran invalidez o invalidez absoluta, jubilación, renuncia del interno trabajador, excarcelación del trabajador, contratación por empresa del exterior para penados del tercer grado, traslado a otro Establecimiento penitenciario, por razones de disciplina y seguridad y por incumplimiento de los debres laborales básicos

  1. Efectos del trabajo penitenciario.

Conforme CP 1973, redención de penas, es decir, un acortamiento real de la condena que podría alcanzar desde un tercio hasta la mitad de la condena.

Conforme al CP 1995 y RP de 1996: desaparece la figura de la redención, aunque el desempeño de la actividad laboral sigue teniendo efectos positivos en la ejecución penitenciaria, por ejemplo, el adelantamiento de la libertad condicional, la solicitud de indulto, valoración positiva para el expediente de libertad condicional, concesión de recompensas.

Tema 11. RELACIONES CON EL EXTERIOR

  1. Comunicaciones y visitas.

Para evitar el aislamiento de los internos de su entorno familiar y social, se establecen procedimientos para que periódicamente puedan comunicarse por escrito u oralmente con familiares, amigos y algunas instituciones salvo en casos de incomunicación judicial.

  • Comunicaciones orales

Se realizan en locutorios dotados de cristal y rejas, sin contacto físico, durante al menos dos veces a la semana y cuantas permita el horario de trabajo en los de tercer grado. La instrucción 4/2005 establece que se celebrarán los sabados y domingos y, si fuera necesario, los viernes.

La comunicación ha de durar al menos veinte minutos, sin que pueda haber más de cuatro personas con el mismo interno, existiendo la posibilidad de acumular las dos semanales en una, si las circunstancias lo permiten.

Pueden ser intervenidas por el Director en cualquiera de los supuestos permitidos (seguridad, tratamiento y bunen orden del establecimiento). Supuesto excepcional en que el Jefe de Servicios podrá intervenir cuando haya razones fundadas de que se está preparando una actividad delictiva.

Cabe recurso ante una denegación de comunicación se puede presentar una queja al Juzgado de Vigilancia, posteriormente un recurso de reforma ante el mismo, y luego apelación en la AP.

  • Comunicaciones escritas

Como regla general para este tipo de comunicación no hay límite pudiendo el interno recibir o enviar cuanta correspondencia considere.

La correspondencia que envia el interno se deposita en un sobre cerrado en el que consta el nombre y apellidos del destinatario que se anota en un libro de registro.

La correspondencia que recibe el interno, despues de su registro, se abre por el funcionario en presencia del destinatario para comrpobar que no contiene objetos prohibidos.

La correspondencia entre internos de diferente centro podrá ser intervenida por resolución motivada del Director que la he de notificar al interno y al Juez Penitenciario.

  • Comunicación telefónica

Sólo caben en los supuestos previstos en el art. 47 RP: si los familiares residen en localidades lejanas o no pueden desplazarse para realizar visitas, si hay que comunicar algún asunto urgente tanto a familiares, abogado defensor y otras personas.

  • Comunicaciones intimas, familiares y de convivencia

Todas ellas tratan de conservar los lazos familiares y de amistades del interno facilitando un contacto más directo que el de la comunicacion oral, para ello necesitan locales apropiados, siendo necesario un máximo respeto a la intimidad.

El RP prevé excepcionalmente la posibilidad de cacheos con denudo integral de los visitantes por sospecha de alojar en el cuerpo objetos prohibidos, a lo que se pueden negar con la consecuencia de anular la comunicación.

A los internos con sanción de aislamiento en celda o de fin de semana se les ha de aplazar la comunicación hasta que termine el cumplimiento de dicha sanción.

Las comunicaciones de familiares o allegados se realizan una vez al mes com mínimo con una duración no menor a una hora ni superior a trés.

Las visitas de convivencia tendrán una duración mínima de sieis horas con un máximo de sis visitantes, los hijos hasta diez años.

  • Comunicaciones con Abogados y Procuradores

Los profesionales han de acurdir debidamente identificados como ejercientes y con un volante expedido por el colegio profesional que lo acredite como interviniente en la cuasa del interno, salvo en los supuestos de terrorismo que se exige autorización judicial. El control del funcionario sólo puede ser visual. Se requiere autorización judicial para el embargo de la comunicación.

  • Comunicaciones con otros profesionales

Autoridad judicial o Ministerio fiscal, Defensor del Pueblo, Representantes diplomáticos o consulares u otros, mutatis mutandi requisitos apartado anterior.

  • Límitaciones de las comunicacones y visitas

- Denegación: no autorizar una comunicación, por falta de documentación o tratarse de un familiar no autorizado.

- Restricción: reducir el número de comunicaciones, su duración o las personas asistentes.

- Suspensión: dar por terminada in situ la comunicación oral por mala conducta, preparación de un delito…

- Intervención: control de la comunicación mediante lectura correspondencia, grabación conversaciones.

  1. Permisos de salida.

Forman parte del tratamiento penitenciario cuya finalidad es conseguir la reeducación y reinserción social, puesto que, sirven como preparación para la vida en libertad.

Ventajas: cooperan a la perparación de la vida en libertad, fortalecen lazos familiares, reducen las tensiones propias del internamiento y el alejamiento de la vida diaria, son un etímulo para la buena conducta, ayudan a crear un sentido de responsabilidad y con ello un desarrollo de la personalidad, proporcionan información sobre el medio social al que han de retornar…

  • Permisos ordinarios

Son los permisos especialmente destinados a preparar la vida en libertad. Pueden tener una duración de hasta siete días consecutivos, con un total de treinta y seis días al año en cas ode los condenados en segundo grado y de cuarenta y ocho días al año en caso de condenados en tercer grado.

Requisitos: estar clasificado en primer o segundo grado, informe Equipo Técnico y haber extinguido la cuarta parte de la condena.

  • Permisos extraordinarios

  • Motivos familiares o personales

Concepto:son aquellos que se condecen de manera excepcional a todo recluso o preventivo al margen de su clasificación, pero con las medidas de seguridad adecuadas a cada casa concreto.

Causas: fallecimiento o enfermadad de padres, cónyuges, hijos, hermanos y otras personas vinculadas; alumbramiento de esposa; e importantes y comprobados motivos (análoga significación a los anteriores).

Duración: viene determinada la duración por su respectiva finalidad, siempre que no exceda del límite para los permisos ordinarios, es decir, siete días.

  • Motivos sanitarios

Sólo para los internos clasificados en segundo o tercer grado.

Duración: hasta doce horas para consulta ambulatoria y hasta dos dias para ingreso en hospital extrapenitenciario.

Requisitos: informe médico y las medidas de seguridad adecuadas.

  • Diferencias entre permisos ordinarios y extraordinarios

Extraordinarios son imperativos, ordinarios potestativos.

Ordinarios los disfrutan los clasficados en segundo o tercer grado, los extraordinarios todos.

Finalidad resocializadora en los ordinarios, humanitaria en los extraordinarios.

Los extraordinarios pueden concederse cuantas veces sean necesario, los ordinarios tienen un límite anual.

  • Permisos de fin de semana

Son aquellos que habitualmente disfrutan aquellos quienes están clasificados en tercer grado.

Requisitos: que la modalidad de vida permita las salidas y que la evolución del interno manifiesta que no hay riesgos.

Duración: dieciséis horas del vienres hasta las ocho horas del lunes.

Estos son compatibles con otro tipo de permisos.

  1. Salidas programadas.

Concepto: Salidas al exterior en grupos de internos acompañados por personal del Centro penitenciario o de otras instituciones o coluntarios acreditados para la realización de actividades específicas de tratamiento.

Duración: la regla general es que no duré más de dos días pero excepcionalmente puede ser superior su duración.

Requisitos: para conceder las salidas los penados deben ser clasificados en segundo o tercer grado, haber extinguido una cuarta parte de la condena y no observar mala conducta.

Tema 12. LIBERTAD CONDICIONAL Y BENEFICIOS PENITENCIARIOS

  1. La libertad condicional: concepto y requisitos. 

Concepto: La libertad condicional es el último grado del sistema penitenciario español de individualización científica. Con ella se permite un excarcelación anticipada en la que el recluso está sometido a una serie de condiciones que ha de cumplir, de lo contrario regresará a prisión

En nuestro país la primera experiencia tuvo lugar en el presidio de San Agustín de Valencia en 1835, y fue obra del coronel Montesinos, que estableció un sistema de cumplimiento de la pena de prisión dividido en periodos, el último de los cuales se llamaba “libertad intermedia”, al que se llegaba por buena conducta y la realización de trabajos. Se incorporó a la legislación en 1914. Inicialmente la libertad condicional era una especie de derecho de gracia, es decir, como un premio que se concedía en atención a la buena conducta del interno.

En la actualidad es una especie de libertad a prueba, se concede la libertad pero condicionándola al cumplimiento de ciertas reglas de conducta.

Requisitos:

  • Requisitos comunes: vienen regulados en el art. 90 CP
  1. Que se encuentren en el tercer grado del tratamiento penitenciario: (se aplica sólo a los sentenciados, es decir, a los condenados por sentencia firme, no a los preventivos.) 
  2. Haber extinguido tres cuartas partes de la condena impuesta.

    - Para computar este tiempo se ha de descontar, en su caso, la parte de condena indultada.

    - A continuación se suman todas las condenas impuestas a ese condenado.

    - En los casos de concursos de delitos se tienen en cuenta los límites del art. 76 CP (20, 25, 30 ó 40 años).

  1. Que se haya observado buena conducta y exista respecto a los sentenciados un pronóstico individualizado y favorable de reinserción social

– No se entenderá cumplida la circunstancia anterior si el penado no hubiese satisfecho la responsabilidad civil derivada del delito en los supuestos y conforme a los criterios establecidos por el art. 72.5 y 6 de la LOGP. No obstante, se atenderá a las posibilidades económicas del condenado, de forma que si no tiene dinero ni bienes para pagar, se valorará el su esfuerzo para reparar el daño causado y si ha intentado repararlo se le podrá conceder igualmente la libertad condicional.

- En los casos de personas condenadas por delitos de terrorismo o por delitos cometidos en el seno de organizaciones criminales, el citado pronóstico se condiciona, además, a dos requisitos: El abandono de la actividad terrorista, y La colaboración activa con las autoridades.

  • Supuestos especiales

El Juez de vigilancia penitenciaria puede conceder al libertad cuando el sentenciado ha cumplido sólo dos tercios de la condena

  • Realización de actividades laborales culturales u ocupacionales: Art. 91

    El Juez de Vigilancia puede conceder la libertad condicional al cumplirse dos tercios de la condena, siempre que se reúnan los demás requisitos y se merezca dicho beneficio por haber desarrollado continuamente actividades laborales, culturales u ocupacionales.

Por otra parte el juez podrá adelantar, una vez extinguida la mitad de la condena, la concesión de la libertad condicional hasta un máximo de 90 días por cada año transcurrido de cumplimiento efectivo de condena.

Se exlucye a los condenados por terrorismo o por delitos cometidos en el seno de organizaciones criminales.

  • Septuagenarios y Enfermos incurables:

    Cuando el sentenciado ha cumplido 70 años o los cumple durante la ejecución de la condena, pueden obtener la libertad condicional sin haber cumplido ningún tiempo mínimo de condena. Sí tienen que cumplir los otros requisitos generales de la libertad condicional: estar en tercer grado, informe favorable de reinserción social, y requisitos de responsabilidad civil y terrorismo.

    El mismo criterio se aplica en los casos de enfermos muy graves con enfermedades incurables, según informe médico.

    En ambos casos son motivos humanitarios los que llevan a liberar al condenado.

    No obstante, en ambos casos la concesión de la libertad condicional no es automática sino que el Juez de Vigilancia Penitenciaria a la hora de concederla debe valorar las circunstancias personales, la dificultad para delinquir, y la escasa peligrosidad del sujeto.

    En caso de peligro para la vida del interno, por su edad o enfermedad, el Juez de Vigilancia Penitenciaria podrá concederla sin esperar los trámites administrativos, más que el informe del centro penitenciario sobre el pronóstico de reinserción social, que sí debe recibirlo en todo caso para poder valorar la dificultad para delinquir y la escasa peligrosidad del sujeto.

    Las SSTC 48/1996 y 196/96, han argumentado que no es la muerte probable a corto plazo lo que justifica esta medida sino evitar que la estancia en prisión agrave la enfermedad, por lo que el TC aconseja la creación de unidades extrapenitenciarias para enfermos terminales carentes de recursos.

  • Extranjeros:

    El art. 89 CP prevé que los extranjeros no residentes legalmente en Españo condenados a penar guales o supeiores a seis años de Prisión, serán expulsados del territorio nacional si han accedio al tercer grado o se entiendan cumplidas tres cuartas partes de la condena, siempre que lo solicite el MF, salvo que Organos jurisdiccionales aprecien que dada la naturaleza del delito haya de cumplir la pena en el territorio nacional

El extranjero no podrá regresar a España en un plazo de cinco a diez años, contados desde la fecha de su expulsión, y, en todo caso, mientras no haya prescrito la pena.

Si el extranjero expulsado regresara a España antes de transcurrir el período de tiempo establecido judicialmente, cumplirá las penas que fueron sustituidas. No obstante, si fuera sorprendido en la frontera, será expulsado directamente por la autoridad gubernativa, empezando a computarse de nuevo el plazo de prohibición de entrada en su integridad.

  • La revocación

La libertad condicional dura el tiempo que le falte al sujeto para cumplir su condena.

La libertad condicional será revocada por el JVP cuando el liberado delinca o incumpla las reglas de conducta impuestas.

En estos casos el condenado reingresará en prisión y cumplirá lo que le quede de condena, descontando el tiempo que ha estado en libertad condicional.

El término “delinquir” se entiende en sentido estricto, referido a delitos, de modo que si el liberado comete una falta no se debe revocar la libertad condicional.

Se revocará la libertad condicional cuando haya recaído sentencia firme condenatoria del nuevo delito.

En los casos de terrorismo hay unas especialidades:

- En estos casos se revoca cuando el sujeto delinque, cuando incumple las reglas de conducta, o cuando incumple las condiciones específicas impuestas a estos sujetos para concederles la libertad condicional.

- En estos casos no se descuenta el tiempo que han pasado en libertad condicional.

Cuando el sujeto reingresa en prisión se realiza una nueva clasificación, teniendo en cuenta las nuevas circunstancias concurrentes.

  1. Beneficios penitenciarios: adelantamiento de la libertad condicional, solicitud de indulto.

Concepto: aquellas medidas que permiten la reducción de la duración de la condena impuesta en sentencia firme o de la del tiempo efectivo de internamiento.

Objeto: estimular una conducta positiva en el interno, que favorezca su reinserción social y que evite conflictos dentro del establecimiento.

Clases:

  • Adelantamiento de la libertad condicional

La junta de Tratamiento puede proponer al JVP el adelantamiento de la libertad condicional, cuando concurran los siguiente resquisitos:

- Que estén clasificados en tercer grado: requisito común.

- Que hayan extinguido las dos terceras partes de la condena: se adelanta respecto a la libertad condicional común.

- Que observen buena conducta: requisito común (que se viene entendiendo como ausencia de sanciones.

- Que hayan desarrollado continuadamente actividades laborales, culturales u ocupacionales.

Antes de solicitar el adelantamiento al JVP deberá emitir un informe favorable de reinserción social.

  • Solicitud de indulto

La Junta de Tratamiento, previa propuesta del equipo técnico, puede solicitar del JVP la tramitación de un indulto particular.

Para los penados en quienes concurran de modo continuado durante un tiempo mínimo de dos años, y en un grado que se pueda calificar de extraordinario todas las circunstancias siguientes:

- Buena conducta: se entiende en sentido amplio como ausencia de sanciones.

- Desempeño de una actividad laboral normal, bien en el establecimiento o en el exterior, que se pueda considerar útil para su preparación para la vida en libertad.

- Participación en actividades de reeducación y reinserción social.

El JVP si lo estima oportuno tramitará el indulto siguiendo el procedimiento previsto en al Ley del ejercicio de la gracia de indulto de 18 de junio de 1870, reformada por la Ley 1/1988, de 14 de enero.

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.